Espada Negra

Agosto de 2017, se ha jugado 1 partida.

552 partidas desde el principio de los tiempos.

Este es un lugar para aquellos que quieren a la vez jugar a Espada Negra y fomentar el desarrollo de nuevos contenidos.

Puedes leer sobre este proyecto en esta introducción, volver a la sección principal, o visitar la página del juego.

También puedes ver cómo fue en Julio, Junio, Mayo, Abril, Marzo, Febrero, Enero, Deciembre, Noviembre, Octubre, Septiembre, Agosto.

Situación de campaña harrassiana, por Koldraj
13 partidas
Se publicará una situación inicial de campaña harrassiana, con material para poder desarrollarla, probablemente empezando en Raad Saak
Relación con campaña de Nased, por Koldraj
19 partidas
Se detallarán elementos que relacionen la campaña de Raad Saak con la campaña oficial de Nased (que está en curso actualmente)
Forzar el cánon, por Koldraj
26 partidas
Se tratará de forzar a la Hermandad para que la campaña de Raad Saak sea cánon, y sus resultados en juego puedan afectar permanentemente al mundo de Espada Negra
2-8-2017
-¿De nuevo me toca seguir la Justicia Mayor?- preguntó el muchacho -Pero si ayer también lo hice... ¿no le tocaría a Letiq?-

-No, él tiene franco, así que te toca- dijo el jefe en tono autoritario -¿Qué te quejas? Si no hace más que ir al Brisa del Desierto y volver al barco... parece que fuera el dueño de la taberna-

-De acuerdo, pero si llega a estar como anoche que estuvo desde la cena hasta el amanecer...-

El jefe sonrió con su boca levemente desdentada y lo interrumpió.

-Tú haz tu trabajo. Tienes que entender que ser Justicia Mayor es difícil, hay que distraerse con bellas mujeres y ricas comidas, ¿no lo harías tú si tuvieras ese puesto, ese barco y esos soldados a tu mando?-

El muchacho esbozó una sonrisa, y luego asintió.

-Bueno, nos vemos a media noche- y salió por la puerta para tomar el turno de vigilancia de la tarde-noche.

-

Ander miró a Derem que estaba siendo atendido por uno de sus hombres. El Corrector se encontraba enfermo, y hasta ahora no parecía saberse por qué. Wasan había llegado horas antes con información de que había bastantes personas afectadas por un enfermedad que no sabían reconocer.

-Debe ser bueno que Soid esté de tu lado, ¿no es cierto?- le dijo desde el vano de la puerta -Seguramente pronto se te irá y podremos volver a Dormenia. Hoy hemos conseguido algunos avances- continuó mientras entraba a la habitación y se sentaba en una silla.

Sabía que el Corrector confiaba en sus hombres, por lo que no se alarmó de hablar frente a éste.

-Contraté a un espía independiente que parece bastante de fiar. Said se llama- se acarició la barba un momento -Es un nombre que no me da buena espina, como si lo conociera de algún lado...-

Miró a Derem, que tenía los ojos levemente abiertos.

-Te debo estar cansando cuando deberías recuperarte. ¡Bah! Mejor te lo cuento y después descansas- agregó con una sonrisa amable, la misma con la que había logrado pasar más de un control de aduana -Parece un buen hombre, más sincero que otros de por aquí. ¿Puedes creer que quería una espada de esgrima como recompensa? ¡Y ni siquiera como arma! Casi es un sacrilegio... si mi maestro de armas lo escuchara nunca me dejaría conseguirle una-

El agente de la Corrección le hizo tomar un poco de agua al Corrector.

-Wasan también me trajo noticias: parece que no eres el único con una enfermedad extraña...- su tono se había vuelto más sombrío, no le gustaban las enfermedades, tanta vulnerabilidad -Y también me consiguió información para el Justicia Mayor sobre un hombre del Gremio de Comerciantes- se enderezó en la silla y luego se levantó -Creo que estamos haciendo un buen trabajo con Bisuf, creo que confía en nosotros, y nosotros podemos confiar en él... al menos por ahora-

Se alejó hasta la puerta y antes de salir, volvió a hablar.

-Descansa que nos espera aún un largo viaje por delante-

-

Esta vez no hay foto.