Espada Negra

Abril de 2016, se han jugado 26 partidas.

601 partidas desde el principio de los tiempos.

Este es un lugar para aquellos que quieren a la vez jugar a Espada Negra y fomentar el desarrollo de nuevos contenidos.

Puedes leer sobre este proyecto en esta introducción, volver a la sección principal, o visitar la página del juego.

También puedes ver cómo fue en .

La gloria de Thuran Ollvaror, por Verion
13 partidas Cumplido
Se publicará digitalmente un relato anexo a "Estirpe de Khammarr", que explicará la participación Ollvaror en ese conflicto. Tendrá una extensión de unas treinta páginas.
El brillo del cuchillo, por Crom I el Poderoso, Sensual y Humilde
20 partidas Cumplido
Se publicará en el formato pertinente la aventura Tírtica "El brillo del cuchillo", un slasher al más puro estilo Armuresevor.
Adendo físico, por Verion
30 partidas
Cuando se publique "Estirpe de Khammarr" se incluirá el relato "La gloria de Thuran Ollvaror" en el mismo volumen.
Crowdfunding, por Verion
40 partidas
Se iniciará con carácter inmediato un crowdfunding para publicar "Estirpe de Khammarr".
17-4-2016
Ayer sábado, cuatro valientes se pusieron en mis inexpertas manos de máster para probar (por fin) Espada Negra. Dado que mi grupo habitual se compone de gente más novata que yo, si cabe, y estando jugando a Pathfinder, no quería saturarles con otro juego que mecánicamente es bastante diferente. Por esa razón, hablé con los más experimentados y un par de añadidos para empezar a introducir Espada Negra, del que ya disfrutamos el juego de mesa.

Total, conociendo al personal, me decidí a dirigir la campaña de Nerdua de forma online. Agradecer a Wallace McGregor la fantástica maquetación que hizo uniendo las tres partes. Diez de la mañana, todos conectados y ¡primer problema! La conexión... Tras casi una hora de ajustes, entrega de las fichas y el mapa, pudimos comenzar.

El grupo estaba formado por Óscar, Christian, Miguel y Antoni, que encarnaron respectivamente a Nulnier, Balgem, Doliod y Abner. Los tres primeros habían jugado en el pasado a D&D, mientras que el último era totalmente novato y quiso probar.

No tuvieron ningún problema en acabar con el zombi de la iglesia (Balgem le arreó un espadazo de esos que quitan el hipo) y Abner lo remató con la porra. Curiosamente, Nulner decidió ir a "asistir" al sacerdote soidiano, mientras que Doliod se quedó viendo la escena. Tras el combate, Balgem se puso a explorar la iglesia en busca de otras salidas (les dije que tenía una planta superior donde había una ventana por la que podrían salir con la prueba de Escalar). Abajo, Doliod comprobaba y apuntalaba las puertas con bancos y Nulner recibía la reliquia de Santa Tania. Momento estelar cuando cogió el anillo, se lo guarda y se queda pensando si ponérselo o no. El pobre cura siguió intentando detener su hemorragia, pero al no preocuparse nadie por él se murió sin que nadie moviera un dedo por tratar de "echarle un cable". Abner llegó a sugerir, tras la entrega del anillo, rematarle. Yo iba por los suelos gesticulando cual moribundo, pero no os creáis que tratar de tirar Medicina pasó por la mente de Nulner. Ni de lejos.

A todo esto, se reúnen de nuevo y suben con Balgem, que está obsesionado con salir por la ventana. NINGUNO TENÍA ESCALAR. Les dejo tirar Fuerza, y obviamente se dan el guarrazo padre, Balgem primero y el pobre de Doliod después tratando de auxiliarle de un zombi que se acercaba. Abajo, las puertas cayeron y los zombis y necrófagos inundaron la planta inferior. Con todo el jaleo que se montó fuera, empezaron a salir a ver qué pasaba.

Yo veía el final trágico de todos, pero Abner tuvo que retirarse y decidió acabar a lo grande: siguiendo a la marabunta zombi, aporreó al más cercano y murió devorado. El mamonazo de Nulner, tras esto, salió por la puerta tranquilamente, volteó la iglesia por el lado opuesto a tiempo de ver cómo Doliod y Balgem daban cuenta del zombi solitario. Tras esto, consiguieron entrar en el cuartel sin demasiados problemas, rearmándose.

Seguidamente, marcharon rápidamente hacia el norte, a la muralla, que pretendían bordear hacia la puerta oeste. Los terribles gritos de su compañero Abner resonaban en el interior de sus oídos. Tras una tirada fallida de Sigilo para esquivar a Z9, el combate resultante les dejó al borde del colapso. "Pasión de Necrófago" es lo que proyectaba la mente de Nulner en su mano a mano con el monstruo. Peor suerte tuvo Balgem, quedándose inconsciente y al borde de la muerte, aunque esta vez Nulner sí consiguió reanimarle con una muy buena tirada de Medicina. Doliod el "Matazombis" estuvo muy acertado dosificando sus objetivos para ir aturdiendo al personal. Viendo los frustrados intentos de Nulner para dar al necrófago, se armó de valor y lo destrozó de un terrible golpe.

Finalmente bordearon la muralla, deteniendo la partida en este punto y con ganas de continuarla. Próximamente, sin duda. Se rieron mucho y aunque Óscar comentó que el combate le pareció lento, debo decir que fue debido a problemas logísticos: básicamente, los cabrones me hacían tirar todo a mí. Panda de vagos... Otra pega fue el tener que ir modificando las fichas anotando en un papel, por lo que he pensado en crear fichas online con el Gestor de Fichas para que las puedan ir modificando más rápidamente desde ahí.

Si la cosa prospera (ya que a este ritmo, tendremos Nerdua para rato), veremos si me atrevo a dirigir una campaña propia o ha pasado suficiente tiempo como para sacarlo en mesa.