Espada Negra

Agosto de 2017, se han jugado 12 partidas.

578 partidas desde el principio de los tiempos.

Este es un lugar para aquellos que quieren a la vez jugar a Espada Negra y fomentar el desarrollo de nuevos contenidos.

Puedes leer sobre este proyecto en esta introducción, volver a la sección principal, o visitar la página del juego.

También puedes ver cómo fue en Octubre, Septiembre, Agosto, Julio, Junio, Mayo, Abril, Marzo, Febrero, Enero, Deciembre, Noviembre.

Situación de campaña harrassiana, por Koldraj
13 partidas
Se publicará una situación inicial de campaña harrassiana, con material para poder desarrollarla, probablemente empezando en Raad Saak
Relación con campaña de Nased, por Koldraj
19 partidas
Se detallarán elementos que relacionen la campaña de Raad Saak con la campaña oficial de Nased (que está en curso actualmente)
Forzar el cánon, por Koldraj
26 partidas
Se tratará de forzar a la Hermandad para que la campaña de Raad Saak sea cánon, y sus resultados en juego puedan afectar permanentemente al mundo de Espada Negra
31-8-2017
Miscelanea donde meto las "Partidas" que he realizado para testear la tabla aún no publicada de clima harrasiano y la tabla de clima para el mar, la tabla de enemigos aún está en nightly alpha.
31-8-2017
Avanza la trama, un desastre, trama completamente rota, necesito ponerme a definir los npcs de la segunda facción antes de seguir con la campaña, especialmente para colocar algún tipo de oposición o freno dentro de la facción que dificulte el ascenso dentro de la misma, la propia estratificación social Dormenia no es suficiente.
31-8-2017
Uno de los soldados muerto el capitán herido.

Resultado: Nostamal, sigue siendo algo fácil de mas pero empieza a afinarse.
31-8-2017
Un grupo de dos soldados de la caballeria ligera y su sargento un joven noble desheredado llegan a la zona.

Resultado: un poco demasiado fácil.
31-8-2017
Segunda "partida" en la que testeo el borrador de la campaña "Tiempo de espadas" Los personajes de esta son: Un soldado de la legión del sur, uno de la caballería ligera dormenia, un criminal/médico con un pasado militar y un noble espadachín.

Resultado: muertos en la segunda misión, demasiado bruta.
31-8-2017
Primera "partida" en la que testeo el borrador de la campaña "Tiempo de espadas" Los personajes de esta son: Un soldado de la legión del sur, uno de la caballeria ligera dormenia, un criminal/medico con un pasado militar y un noble espadachin.

Resultado: una mierda infumable.
31-8-2017
Jugadores:
Ajhkhum - Creador
Kerian - Corrector Derem
Atrus - Teniente Ander Aglazor
Taarak - Agar
Sangrino - Liatehun
Koldraj - Justicia Mayor Bisuf

Mientras los agentes dormenios a cargo de la instauración de una cabeza de playa en Tarsicio regresaban a la marca de Opam en busca de más mercadería, información y hombres, los harrassianos se movían entre las sombras, recabando datos sobre los espías que vigilan al Justicia Mayor, elaborando mapas, o afirmando el control de la Justicia en la ciudad.

Eso a grandes rasgos, pero voy a aportar un pequeño relato, relacionado con un momento que me llamó la atención durante la partida:

El espía se despertó de pronto. La transpiración cubría su rostro, aunque la noche había sido fresca. Sentía dolor en el brazo izquierdo, y pudo ver que un hilillo de sangre corría codo abajo. No era profundo, pero la confusión lo abrazó con fuerza.

Cuando se incorporó pudo notar que su mano derecha tenía la daga que siempre colocaba bajo la almohada. La dejó y se levantó. Al menos ya sabía cómo se había lastimado.

Su desnudez se iluminó brevemente con la luz de la luna que traspasaba los tablones de la ventana. Se refrescó con una jofaina llena de agua, que por suerte estaba a una temperatura que cumplía su función a la perfección.

Miró toda la habitación desde donde estaba y sacudió la cabeza. No podía ser real ese sueño, por más que lo pareciera.

En ese momento, las imágenes aparecieron frente a sus ojos como si se hubiese dormido de nuevo.

"Sentía intranquilidad, estaba en su habitación, pero parecía mucho más grande, más oscura. Tenía la certeza de que alguien lo observaba desde las tinieblas, que sabía quién era, dónde vivía, quién era su familia. Pensó en Zamira y se le heló la sangre. Intentó gritar pero no pudo, la Sombra no se lo permitía. La oscuridad crecía y parecía engullirlo, prácticamente sin darse cuenta. Intentó correr, pero la Sombra lo seguía, incansable, invisible en la oscuridad. Intentó apuñalarla, pero sólo el aire ofreció resistencia ante su estocada. El dolor lo hizo despertar."

Se asomó por la ventana tapiada y no pudo ver nada. ¿Qué le quería decir aquel sueño? ¿Estaría relacionado con la vigilancia que estaba llevando del Justicia Mayor?

Negó con la cabeza. La paranoia le estaba haciendo mal. Tomó un sorbo de un odre de agua, y se volvió a acostar. Al otro día tenía una larga vigilancia.
30-8-2017
La epidemia se expande por la ciudad y la gente empieza a morir, alguien ha de hacer algo. Bisuf decide tomar cartas en el asunto ante la insistencia de Uzuq y convoca un comité de emergencia con toda la gente importante de la ciudad y los doctores más prominentes. Lo único en lo que hubo consenso entre la mayoría de los expertos fue en que una cuarentena era prudente, así que ésta fue establecida. Con la cuarentena en marcha, tanto Liatehun como Agar continuaron reuniendo información en sus respectivos campos mientras los agentes de los dormenios se veían atacados por crecientes muchedumbres furiosas que los culpaban de traer la enfermedad.

Se acercan tiempos oscuros, pero las Sombras prosperan.
30-8-2017
Durante esta sesión, Said (su verdadero nombre es imposible de recordar) empezó a investigar a los espías que siguen a Bisuf, y descubrió como éstos pasan las noches de vigilancia. Mientras Ander y Derem se iban de la ciudad a preparar el siguiente cargamento de mercancías y sus siguientes movimientos, sus subordinados tuvieron que lidiar con Agar, una mujer que dice ser la protegida de Mu&039;man, el líder del Gremio de Comerciantes, y que dice buscar negocio.

PS:Nada de foto ni de mini-rolato esta vez...
30-8-2017
Máster: Urko
Jugadores : Tito, Gorka, Mónica, Fernando y Paco.
Los jugadores son forzados a entrar en una guerra de bandas.

26-8-2017
Machacando defectos, guiados en la estrategia por Asbrand y Boirk, y desplegando toda la letalidad del numeroso grupo que casi parecía no conocer el miedo, recorrieron el gran descenso hacia las profundidades siguiendo aquella interminable y dañada escalera de caracol. Encontraron una posibilidad de salir, pero la horrible escalada que les esperaba acabaría seguramente con la mayoría de ellos, así que continuaron descendiendo.

Destruyeron a más defectos, tuvieron que escalar en los puntos donde la escalera estaba dañada. ¡Finalmente encontraron un lugar por el que podrían salir al exterior sin enfrentarse a una pared vertical! Pero Asbrand sabía que el hacha de la ira cercenante tendría que estar en alguna parte de la horrible mazmorra, que continuaba descendiendo. Así que siguieron buscando, y efectivamente algo más abajo, ¡un defecto la portaba! Después de arrancarla de sus manos muertas, siguieron bajando. Tenía que haber más objetos de los dioses, y Asbrand los anhelaba más que cualquier otra cosa en la vida. Encontraron también la espada del dolor definitivo y la espada bendita.

Sin embargo, llegó un momento en el que estaban combatiendo a tres defectos y vieron que se les echaban encima seis más. Asbrand rápidamente les ordenó retirarse, no tenía claro que pudieran vencerlos. Corrieron hacia el exterior, y los defectos les perseguían perdiendo terreno. Al final los perdieron, y se produjo una fuerte discusión. ¿Abandonar el lugar o volver? ¿Estarían los defectos organizados y esperándoles? Ya tenían cuatro objetos de los dioses, incluyendo el hacha de la ira cercenante que llevaban buscando años. Pero quizás hubiera más en la parte que quedase sin explorar de la inmensa excavación del clan Aleirr...

Asbrand decidió que todos recorrieran el largo camino de vuelta a su pueblo, al clan Randvarr. Era suficiente, se decía. Volver con casi todo el grupo vivo, y con cuatro objetos de los dioses, sería tener la gloria en vida.

Asbrand el prudente, le llamarían. La gloria llegaría al clan Randvarr y aquellos legendarios guerreros y exploradores serían leyendas vivas. Pero a él el resquemor de la codicia le reconcomería por dentro cuando dedujo que el clan Aleirr habría poseído aún más maravillas de los dioses.



2-8-2017
-¿De nuevo me toca seguir la Justicia Mayor?- preguntó el muchacho -Pero si ayer también lo hice... ¿no le tocaría a Letiq?-

-No, él tiene franco, así que te toca- dijo el jefe en tono autoritario -¿Qué te quejas? Si no hace más que ir al Brisa del Desierto y volver al barco... parece que fuera el dueño de la taberna-

-De acuerdo, pero si llega a estar como anoche que estuvo desde la cena hasta el amanecer...-

El jefe sonrió con su boca levemente desdentada y lo interrumpió.

-Tú haz tu trabajo. Tienes que entender que ser Justicia Mayor es difícil, hay que distraerse con bellas mujeres y ricas comidas, ¿no lo harías tú si tuvieras ese puesto, ese barco y esos soldados a tu mando?-

El muchacho esbozó una sonrisa, y luego asintió.

-Bueno, nos vemos a media noche- y salió por la puerta para tomar el turno de vigilancia de la tarde-noche.

-

Ander miró a Derem que estaba siendo atendido por uno de sus hombres. El Corrector se encontraba enfermo, y hasta ahora no parecía saberse por qué. Wasan había llegado horas antes con información de que había bastantes personas afectadas por un enfermedad que no sabían reconocer.

-Debe ser bueno que Soid esté de tu lado, ¿no es cierto?- le dijo desde el vano de la puerta -Seguramente pronto se te irá y podremos volver a Dormenia. Hoy hemos conseguido algunos avances- continuó mientras entraba a la habitación y se sentaba en una silla.

Sabía que el Corrector confiaba en sus hombres, por lo que no se alarmó de hablar frente a éste.

-Contraté a un espía independiente que parece bastante de fiar. Said se llama- se acarició la barba un momento -Es un nombre que no me da buena espina, como si lo conociera de algún lado...-

Miró a Derem, que tenía los ojos levemente abiertos.

-Te debo estar cansando cuando deberías recuperarte. ¡Bah! Mejor te lo cuento y después descansas- agregó con una sonrisa amable, la misma con la que había logrado pasar más de un control de aduana -Parece un buen hombre, más sincero que otros de por aquí. ¿Puedes creer que quería una espada de esgrima como recompensa? ¡Y ni siquiera como arma! Casi es un sacrilegio... si mi maestro de armas lo escuchara nunca me dejaría conseguirle una-

El agente de la Corrección le hizo tomar un poco de agua al Corrector.

-Wasan también me trajo noticias: parece que no eres el único con una enfermedad extraña...- su tono se había vuelto más sombrío, no le gustaban las enfermedades, tanta vulnerabilidad -Y también me consiguió información para el Justicia Mayor sobre un hombre del Gremio de Comerciantes- se enderezó en la silla y luego se levantó -Creo que estamos haciendo un buen trabajo con Bisuf, creo que confía en nosotros, y nosotros podemos confiar en él... al menos por ahora-

Se alejó hasta la puerta y antes de salir, volvió a hablar.

-Descansa que nos espera aún un largo viaje por delante-

-

Esta vez no hay foto.