Espada Negra

Noviembre de 2018, se han jugado 2 partidas.

598 partidas desde el principio de los tiempos.

Este es un lugar para aquellos que quieren a la vez jugar a Espada Negra y fomentar el desarrollo de nuevos contenidos.

Puedes leer sobre este proyecto en esta introducción, volver a la sección principal, o visitar la página del juego.

También puedes ver cómo fue en , Enero, Noviembre, Septiembre, Abril, Marzo.

11-11-2018
Sesión 3: La crueldad de Odine.
La sesión anterior concluyó por un lado con el robo exitoso y bien pagado por parte de Braian y con la derrota de los miembros de la caballería pesada en el día del Santo Hardrio.
Hubo una fuga en la prisión de los juegos y aunque los Hermanos Iluminados se pusieron las botas, muchos prisioneros se fugaron.
Han pasado dos meses, el verano ha entrado. Nuevas bandas han aparecido aumentando los conflictos en la ciudad. En el oeste ha desembarcado un ejército invasor que ha provocado que se empiece a planificar una movilización. También han estado desapareciendo niños del orfanato al que Braian destina el 50% de sus ingresos.
Andababa Braian por las calles de los muelles cuando una inquietante y tambaleante figura se le agarró. Estaba sangrando dramáticamente y le indicó que tenía que llamar al ejército que había un enemigo inabarcable en la plaza de las tripas. Fueron sus últimas palabras antes de desplomarse muerto y desangrado.
No llegó a caer al suelo antes de que Braian pensase en saquear su cadáver. Llevaba poco más que unas monedas, pero le llamó la atención un tatuaje que llevaba similar a un símbolo que vieron en las montañas.
Fue a investigar la plaza y claramente vio un rastro sanguinolento, como de una tromba de personas, que salían pies en polvorosa de un sótano. Fue a llamar a sus viejos conocidos de la caballería pesada y entraron a inspeccionar el lugar. Entraron al lugar abandonado y en una primera inspección vieron que guardaban alguna maza de los Hermanos Iluminados. También encontraron en un almacén unos huesos de ballena bañados en acero con runas guneares que bien conocía Braian del golpe que dio anteriormente.
En ese momento entraron a la puerta que les quedaba por comprobar. En ella, un hombre de 3 metros de altura, conruido por puro musculo que se mostraba deforme en su cuerpo, con un mandoble y una armadura de corte completamente desconocido se les echó encima.
Afortunadamente la criatura no se les echó encima tan rápido como le habría gustado y rodeado por 7 militares feneció casi instantáneamente. No reconocieron a Odine en la crueldad menor a medio desarrollar que acababan de aniquilar, pero tampoco tuvieron tiempo antes de que una falta de personalidad menor se les echase encima.
En medio de la sala se esparcían 13 cuencos con velas encima, unidos por 26 líneas. En el suelo se esparcían los cuerpos. Por un pasadizo accedieron a una cárcel con 4 celdas. También los cuerpos grises y desnutridos de dos niños convertidos en necrófagos.
En la primera había encerrados 4 zombies, en la segunda 2 necrofagos en la tercera una falta de personalidad menor y en la cuarta una docena de niños del orfanato.
Braian sacó a los niños y se aseguraron de esconder los huesos de ballena bañados en acero antes de llamar a la guardia y a la corrección.
La corrección interrogó a los miembros de la caballería pesada y a partir de sus declaraciones buscó e interrogó a los niños y a Braian.
Como Braian era un buscavidas decidieron trasladarle a unas instalaciones donde estuviera a buen recaudo mientras continuaban con su investigación…