EXO 3464

Marzo de 2018, se ha jugado 1 partida.

3 partidas desde el principio de los tiempos.

Este es un lugar para aquellos que quieren a la vez jugar a EXO 3464 y fomentar el desarrollo de nuevos contenidos.

Puedes leer sobre este proyecto en esta introducción, volver a la sección principal, o visitar la página del juego.

También puedes ver cómo fue en , Abril.

5-3-2018
02-Sendero por Iker
Los personajes, Doron (el úkaro) y Jack (el margabán) estaban huyendo de Druk, enfadado y persiguiéndolos en su nave. Tras varias maniobras lograron poner terreno para poder saltar al subespacio.
Después de un salto intermedio tomaron rumbo a la UPG, y antes de salir del Sector Libertad fueron parados por una fragata de la RFP, llamada Independence de la III Flota. Allí se vieron en un bloqueo a todas las naves que salían de Sector Libertad.
Una vez dentro fueron retenidos para inspeccionar la nave, mientras Keroro (comerciante Aioll) solucionaba la burocracia pertinente. Se les dio permiso para andar por las zonas no restringidas, decidiendo ir a la cantina donde jugaron al póker y apostaron con el resto de la tripulación, donde incluso Doron consiguió ligar con una úkara. Luego se desalojó la sala a la orden de un oficial, y pronto descubrieron que hubo un asesinato en la fragata, por lo que las restricciones aumentaron.
AL poco, decidieron esperar pacientemente hasta que todo el papeleo, y pudieron irse a la UPG. Allí fueron para trabajar para Genetic CP, la empresa donde trabaja Kuroro. La empresa esta situada en una colonia en una asteroide, y dentro está dividida por colores, donde según el color tienen una importancia, siendo la comunicación principalmente hacia abajo. (¿Os suena Paranoia? xD).
Bueno allí fueron puestos a bordo de una nave que esta a prueba para el ejército de la UPG, y les mandaron a una misión de exploración a un planeta en la frontera espacial con la RFP, para recoger muestras. El planeta no parecía habitado por ninguna especie humanoide, aunque sí animal, con la mitad del planeta helado y la otra cubierta de selva.
Una vez allí se dispusieron a coger muestras, cuando una extraña neblina empezó a cubrirles, teniéndose que retirar porque no podían hacer su trabajo de recogida, y descubriendo que a la vuelta habían perdido a casi la mitad del equipo. El mando militar, el teniente Ferdinand mandó volver para buscarlos. Allí una vez desaparecida la niebla buscaron huellas, sin mucho éxito hasta que dieron con una cueva, y después de un extraño crujido les empezaron a atacar de los árboles, donde unas lenguas empezaron a atraparlos (con resultado siniestro) y tuvieron que refugiarse en la cueva, logrando Doron de una planta que lo había atrapado, gracias a un disparo certero.