Tesoro y Gloria

Mayo de 2018, se han jugado 7 partidas.

23 partidas desde el principio de los tiempos.

Este es un lugar para aquellos que quieren a la vez jugar a Tesoro y Gloria y fomentar el desarrollo de nuevos contenidos.

Puedes leer sobre este proyecto en esta introducción, volver a la sección principal, o visitar la página del juego.

También puedes ver cómo fue en .

15-5-2018
Al final cuatro valerosos aventureros marcharon a las profundidades de la Casa de Huesos en busca de Tesoro, Gloria, y un palo.

- Ansi Kursch, erudito enano de intereses conjuradores (generado aleatoriamente, ha salido curioso).
- Tatro, ¡el mejor guía de Alkenburgo!
- Baldar Élpatan "el Torpe", un mago que aprendió a teletransportarse para no tropezar más.
- Noscodeo de Çosca, alquimista de altos estándares y una postura muy liberal sobre el ejercicio de la violencia.

La partida comenzó con un fortuito encuentro cuando Tatro salió a cazar la cena. Un grupo de Caminantes de la Bruma y su escolta se unieron a la compañía y comenzó un delicado juego en el que cada parte trataba de averiguar los secretos del otro. La cosa estuvo a punto de ponerse fea cunado uno de los Caminantes usó magia para hechizar a Noscodeo, pero el grupo se las arregló para poner paz.

Hartos del asunto, se lanzaron a las profundidades de la Casa de Huesos abriendo la puerta con el ritual apropiado. Allí abajo encontraron un códice, ídolos mortuorios erigios (que saquearon como los aventureros que son) y una momia que estuvo a punto de acabar con el buen Ansi, si Noscodeo no hubiera confundido su frasco de aceite con napalm (un crítico de 23 puntos de daño... tirando 1d4). Ansi quedó marcado por el toque de la momia, incapaz de sanar enteramente sus heridas, y decidieron dejar la exploración durante esa noche.

Y hasta ahí la sesión de hoy, ¡la próxima más!